Noticias

El hermano indigente de Madonna regresa a casa

El hermano indigente de Madonna regresa a casa

Anthony Ciccone, de 61 años, es alcohólico y ha dormido durante siete años debajo de un puente tras rechazar la ayuda de la reina del pop

Después de más de siete años viviendo en la calle, el hermano mayor de Madonna, Anthony Ciccone, ha aceptado la ayuda de su familia y ha vuelto a casa por Navidad. Desde 2010, Ciccone, de 61 años, dormía debajo de un puente en Traverse City, Michigan, y se alimentaba de lo que le entregaban los comedores sociales rechazando cualquier apoyo de los suyos. Ha sido su otro hermano, Christopher Ciccone, quien le confirmó el pasado 24 de diciembre al diario The Sun que Anthony está ahora con su familia “recuperándose de sus problemas con el alcohol”.

Anthony es alcohólico y, según recoge el diario británico, ha pasado varios meses en la clínica Dann’s House, una vivienda para gente sin hogar que tiene algún tipo de adicción y le ayudan con la rehabilitación. Su hermana Madonna se había ofrecido a ayudarle en repetidas ocasiones, pero él nunca la aceptó. “Soy un cero en sus ojos, una vergüenza para ella, que vive en su propia burbuja”, dijo Anthony en una entrevista en 2011 a The Michigan Messenger, donde reconoció que nunca aceptaría su dinero. “Si me congelara hasta la muerte mi familia probablemente no lo sabría o no le importaría. Mi padre sería muy feliz si muriera de hipotermia”, agregó al periódico local.

Cuando Anthony Ciccone perdió su trabajo como carpintero y su familia le abandonó, comenzó a trabajar en los viñedos de su padre, pero acabó perdiendo su puesto debido a sus problemas con el alcohol. Ese enfrentamiento con su familia y su mala relación con sus hermanos, le llevó a vivir en la calle desde hace ya más de siete años.

Madonna, de 59 años, es la tercera de ocho hermanos y la favorita de su padre. Tony Ciccone es el patriarca de un pintoresco clan italoamericano, casado dos veces: con la madre de Madonna, del mismo nombre que su hija y, a la muerte de esta, en 1963, con la niñera, Joan. El fallecimiento de su primera mujer marcó a los seis hijos que tuvo con esta, y especialmente a los dos mayores: Anthony y Marty, a quien la diva no invitó a su boda con el británico Guy Ritchie en el año 2000.

Christopher, dos años menor que Madonna y aspirante a artista, trabajó con ella como hombre para todo. Fue su decorador y director de escena en varias giras. Hasta que el entrenador cubano Carlos León, que sería padre de su hija Lourdes María, apareció en su vida en 1994. Entonces, ambos hermanos se distanciaron. “Se volvió loca por el orgullo, por fama, por la empalagosa complacencia de los aduladores, por la adoración irreflexiva de las masas”, escribió Christopher en su libro Mi vida con mi hermana Madonna, de 2008.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/01/05/gente/1515145641_335101.html

Redacción Factory Radio

enero 8th, 2018

No comments

Comments are closed.